Integralia concluye un puente en Noruega para el operador ferroviario de noruega, JERNBANEVERKET

La compañía ha finalizado la obra en la que participaba en el país escandinavo, un macroproyecto ferroviario.

La obra de Integralia en Noruega toca a su fin dentro del ambicioso proyecto ferroviario, ‘Follo Line Project’, consistente en la reconstrucción y ampliación de una estación de trenes que formará parte de la Alta Velocidad del país.

Grupo Integralia ha finalizado el puente arco en estación de la localidad de Ski, al sur de Oslo. Para la construcción de este paso superior, que intercomunica las dos partes de la localidad y que da acceso a la nueva estación de transporte ferroviario, se han empleado un total de 450 toneladas de acero. La resistencia de este material en la exposición a bajas temperaturas lo convierte, sin duda, en el más apropiado para el proyecto noruego.

En las instalaciones de Cabañas de la Sagra en Toledo se han llevado a cabo las labores de ingeniería, fabricación y pintura, incluido el proceso de prearmado en blanco que se realiza para comprobar que toda la estructura sea idónea y cuente con todas las tolerancias requeridas por el estándar correspondiente, antes de viajar al destino final.

Condiciones climáticas adversas

Por otra parte, debido a las duras condiciones climatológicas de la zona donde se realiza la obra, se ha requerido el empleo de técnicas como la soldadura por arco, utilizada para efectuar soldaduras a temperaturas muy bajas puesto que no se puede realizar esta labor a menos de cinco grados centígrados.

El sello de calidad y excelencia de Grupo Integralia queda de nuevo reflejado en un gran proyecto ferroviario gracias a esta obra en el país escandinavo. La compañía toledana además ha ampliado su presencia en el exterior para este macroproyecto creando la sociedad Integralia Norgue AS.

Anuncios

Integralia realiza un montaje de taller de dos arcos para un puente sobre una línea ferroviaria en Noruega

El macroproyecto ferroviario en el país escandinavo continúa su marcha en Cabañas de Sagra (Toledo)

El proyecto de Grupo Integralia en Noruega continúa su marcha a buen ritmo. La obra que está llevando a cabo la compañía en el país escandinavo ha llegado a la fase de prearmado en blanco (montaje de taller) que se realiza en Cabañas de Sagra, Toledo.

La labor de Integralia en esta obra consiste en desarrollar los trabajos de una cimbra y los arcos y cables de acero que sujetarán el tablero del puente para la nueva estación de Ski. En las imágenes puede verse el montaje en blanco de la estructura que se está realizando en Cabañas de Sagra para comprobar la idoneidad del posterior montaje de la estructura metálica en el país escandinavo.

Esta fase sirve para que el cliente y la propia Integralia aseguren que la pieza está fabricada con las tolerancias requeridas por el estándar correspondiente. En las instalaciones de Integralia también se han desarrollado los trabajos de fabricación. Todo el personal implicado en el transporte y montaje de la obra en Noruega es propio de la empresa castellano-manchega.

Proceso de metalización en Asturias

Una vez concluido el montaje en las instalaciones de Cabañas de Sagra, la estructura viajará a Asturias para el proceso de metalización, aplicando zinc fundido en spray y otorgándole así una categoría de corrosividad atmosférica de grado C5 según la norma EN-12944-2. Esta fase se realiza en Asturias con la colaboración de una empresa especializada en este tipo de procesos. También se concluirá aquí la estructura con un sistema tricapa de pintura y una capa de acabado.

Esta obra forma parte del macroproyecto ferroviario que se está realizando en Noruega,  ‘Follo Line Project’ en el que Integralia participa en la reconstrucción de la estación de tren de Ski, una localidad situada a 25 Km de Oslo. Integralia ha desembarcado por primera vez en Noruega con esta obra y lo ha hecho creando su propia sociedad en el país escandinavo con Integralia Norge AS. Además, participa en este ambicioso macroproyecto con otras dos grandes empresas españolas del sector, OHL – que actúa como empresa EPC- y Acciona.

Grupo Integralia se expande al mercado escandinavo con Integralia Norge AS

Crea una sociedad en Noruega para atender la demanda del mercado escandinavo, de la misma forma que en Colombia para el mercado sudamericano.

Grupo Integralia continúa con su proyecto de expansión internacional. La compañía que ya ha desembarcado a nivel operativo en otros países como Irak, Argelia, Bolivia, Haití, Colombia, Portugal o Bélgica, ahora crea una sociedad en Noruega para atender la demanda del mercado escandinavo en su conjunto. De esta forma, afianza su compromiso hacia la internacionalización de la empresa como fuente de nuevos retos operativos y de conocimientos.

La sociedad recientemente creada se denomina Integralia Norge AS, con la que se abre la puerta al mercado escandinavo, uno de los más atractivos del continente europeo por sus excelentes condiciones económicas. Esta línea de acción estratégica sigue el paso dado en otras latitudes, como en Colombia.

En 2015, la empresa española puso en marcha la sociedad Integralia Colombia SAS para impulsar su posicionamiento hacia Latinoamérica. Fruto de ello, se han conseguido en muy poco tiempo importantes obras como el centro de formación de pilotos y personal de a bordo de Avianca en Bogotá, Colombia; la reconstrucción del hospital universitario de Puerto Príncipe en Haití; y el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa de Bolivia.

Macroproyecto ferroviario en Noruega

De hecho, el mercado noruego no es nuevo para Grupo Integralia. En la actualidad, está presente desde comienzos de 2016 con el mayor proyecto ferroviario del país escandinavo en los últimos años, el ‘Follo Line Project’. En concreto, la compañía se encarga de las estructuras metálicas que forman parte de la nueva estación de la localidad noruega situada al suroeste, Ski. Se trata de 450 toneladas de acero que se han puesto en marcha desde las instalaciones de Cabañas de la Sagra (Toledo). Para esta obra, Integralia se ha adaptado perfectamente a las condiciones de la zona, empleando técnicas como la soldadura por arco con electrodo metálico revestido, ideal para realizar esta acción a temperaturas bajo cero como las que se dan en la zona.

En este macroproyecto las españolas OHL y Acciona acompañan a Grupo Integralia como empresas españolas que participan en el ‘Follo Line Project’.

Este nuevo desarrollo internacional supone un reto y una experiencia totalmente enriquecedora para la compañía que se verá potenciada aún más con Integralia Norge AS en el propósito de alcanzar nuevos horizontes donde demostrar la excelencia en el trabajo de cada una de los proyectos de estructuras metálicas que desarrolla.

Noruega: soldar a temperatura bajo cero

Enfrentarse a desafíos climáticos en la construcción de estructuras metálicas ha sido uno de los retos de Integralia durante su participación en el mayor proyecto ferroviario de Noruega

Las condiciones meteorológicas condicionan la realización de una obra y cuando las temperaturas son extremas es necesario aplicar nuevas técnicas que refuercen los procesos constructivos de las estructuras metálicas. Nuestra participación en el mayor proyecto ferroviario de Noruega ha sido un ejemplo de ello.

Allí, y en colaboración con OHL, llevamos a cabo los trabajos de una cimbra y un puente arco de 450 toneladas de acero para un paso superior que intercomunica las dos partes de la localidad de Ski al sudoeste de Oslo, y que da acceso a la nueva estación de transporte ferroviario.

El objetivo de una soldadura es crear estructuras resistentes y la temperatura es determinante. Si el enfriamiento es rápido aumenta el peligro de fugas, porosidades o grietas antes, durante o tras el proceso de soldado.

La adaptación a las necesidades climatológicas es básica para elegir los elementos de sujeción y la secuencia de la soldadura que vamos a poner en marcha.

Lo más importante es conseguir en campo las condiciones adecuadas de trabajo que aseguren la correcta ejecución de las soldaduras. Para ello será preciso conseguir una zona de trabajo protegida de las condiciones climatológicas, viento, lluvia o nieve y precalentar tanto el área como las piezas a soldar. Para ello se aísla un volumen adecuado mediante estructuras auxiliares cubiertas y se calientan las piezas por diversos métodos (mecheros o resistencias). Es preciso recordar que por debajo de cinco grados centígrados no se permite efectuar soldaduras de aceros.

Ante una bajada acusada de temperaturas

Cuando las temperaturas bajan de forma acusada, una de las técnicas más usadas es la soldadura por arco con electrodo metálico revestido (SMAW) porque abarca diferentes formas capaces de unir distintas clases de aceros (baja y alta aleación, alta resistencia, templados y revenidos o inoxidables).

El calor de la soldadura es generado por un arco eléctrico entre el metal base y el metal de aporte, es decir, el arco se inicia tocando el electrodo con el metal base. El calor del arco funde la superficie del metal base y se forma un charco fundido. El metal del electrodo se transfiere a través del arco hacia el charco y se convierte en el metal de soldadura depositado. El arco y el área quedan envueltos por el gas de protección producido por la desintegración del revestimiento del electrodo. Es importante tener en cuenta que, hay que limpiar perfectamente la pieza de trabajo mediante un cepillo de acero, eliminando las partículas de suciedad, grasa, pintura u óxido.

Una de las ventajas de soldar con esta técnica es que aporta mucha flexibilidad y se puede soldar muchos metales en diferentes posiciones.

Nuestro equipo profesional de construcción y montaje ha demostrado su capacidad de ejecución en estas condiciones en la obra de Ski. Sin duda, una difícil realización técnica en condiciones extremas. La clave ha sido la tecnología y un personal cualificado.

Integralia comienza el montaje de un macroproyecto ferroviario en Noruega

Integralia ha comenzado el montaje de las estructuras auxiliares para la sujeción de un puente de lo que será la nueva estación de la localidad de Ski, a unos 25 kilómetros de Oslo, como parte del macroproyecto ‘Follo Line Project’.

La obra, que Integralia desarrolla para las constructoras españolas OHL y Acciona, supone una importante mejora en el transporte del país ya que se reducirán los tiempos de viaje, mejorará la puntualidad y aumentará la capacidad de sus líneas férreas. El proyecto al completo supondrá una inversión de alrededor de 300 millones de euros, marcando un nueva etapa en el transporte férreo noruego.

Integralia emplea 500 toneladas de acero para la realización de esta obra, desarrollando los trabajos de una cimbra y los arcos y cables de acero que soportarán el tablero del puente de la nueva estación. Los trabajos de ingeniería, fabricación y pintura se han llevado a cabo desde las instalaciones de Integralia en Cabañas de Sagra (Toledo). Además todo el personal implicado en el transporte y montaje de la obra en la localidad de Ski es propio de la empresa castellano-manchega.

En total, la reconstrucción de la estación contará con seis vías, tres plataformas centrales cubiertas y un paso subterráneo, todo adaptado para la línea de Alta Velocidad del país.

IMG-20160801-WA0002

El proyecto ‘Follo Line Project’ supone la primera obra en la que Integralia participa en el mercado escandinavo, coincidiendo con otras empresas españolas como OHL, la cual actuá como empresa EPC, y Acciona que se encarga de la construcción de dos túneles de 20 kilómetros, los más largos de Escandinavia.

Con esta obra, Integralia contribuye a demostrar el buen hacer de la ingeniería española en el mercado internacional.

“Integralia mantiene una expansión sostenida combinando presencia en países emergentes y mercados consolidados”

La presencia de Integralia fuera de las fronteras españolas no es casualidad. Argelia, Irak, Colombia, Bélgica, Noruega o Portugal confirman que la empresa de estructuras metálicas cumple con un plan de expansión internacional que prima la calidad de su trabajo. Precisamente un empeño que contribuye a la imagen de la Marca España tan de moda en sus infraestructuras. Hablamos con el Director Desarrollo de Negocio de Integralia, Alejandro Civantos.

– ¿Cómo es el modelo de expansión internacional de Integralia?

La clave de Integralia es mantener un equilibrio entre la presencia en países emergentes y mercados consolidados para lograr un crecimiento sostenido pero siempre con proyectos de calidad. Nuestra historia está muy ligada a la presencia en países en vías de desarrollo por esa filosofía que promueve Integralia de comprometernos con el origen del bienestar, es decir, de aquellas infraestructuras que ayudan al desarrollo de ciudades y de su sociedad.

Un claro ejemplo es Latinoamérica, en dónde Integralia incluso ha abierto una delegación comercial, concretamente en Colombia, como una de las principales zonas de proyección de infraestructuras. No obstante, la experiencia y calidad de procesos de Integralia también nos lleva a trabajar en mercados maduros como Portugal, Bélgica o Noruega, dónde además también hemos constituido una delegación comercial.

– ¿Qué proyecto fuera de España ha supuesto el mayor reto por su envergadura o complejidad?

Sin duda alguna, los estadios de Babil y Al Russafa, en Irak, han sido los proyectos más complicados a los que nos hemos enfrentado: por logística, por la complejidad de los proyectos y la ingeniería así como por la delicada situación por la que atraviesa el país. Erigir dos colosos del fútbol de más de 12.500 toneladas de acero entre los dos no es tarea sencilla, por lo que podemos decir que es uno de los proyectos de los que más orgullosos nos sentimos.

– ¿En qué mercados se valora más el componente de sostenibilidad de las estructuras metálicas?

Según el Índice de Desempeño Ambiental (EPI), Noruega, Suecia y Dinamarca se encuentran en el ranking de las 10 países “más verdes” del mundo, lo que conlleva la aplicación constante de medidas sensibles con el entorno. En el ámbito noruego el empleo del acero es un aliado para minorizar el impacto medioambiental debido a su alto nivel de reciclabilidad. Este hecho, unido al ambicioso plan del gobierno noruego para la creación de infraestructuras como las autopistas que atravesarán los fiordos, ha hecho que Integralia establezca una de sus delegaciones en Noruega.

– ¿Cuál crees que es en el exterior la visión de la ingeniería española?

La Marca España está de moda fuera de nuestras fronteras y la adjudicación de colosales obras como la ampliación del Canal de Panamá a Sacyr o el AVE a la Meca de OHL, lo confirma. La ventaja competitiva de la ingeniería española es que hemos sabido levantar un país nuevo en 40 años y eso se valora fuera. Eso también es Marca España, por lo que es normal que los extranjeros quieran contar con españoles para el desarrollo de sus principales proyectos.

Además, la fabricación en nuestro país bajos estándares europeos de máxima calidad también es un activo a la hora de elegir empresas españolas. Integralia cuenta con certificaciones como la ISO 9001 en Sistemas de Calidad, la ISO 14001 en Gestión ambiental, la EN 1090 en Control de Producción o la EXC4-1090, el mayor nivel de calificación en requisitos de calidad de los procesos de fabricación.

– Argelia, Irak, Colombia, Haití y ahora Noruega ¿cuál es la clave del éxito de Integralia?

La clave del éxito de Integralia radica en su capacidad técnica, en el equipo que hace posible la ingeniería y la integración del proceso de principio a fin. Ponemos en el centro a nuestro cliente y eso se nota desde el momento en el que diseñamos la estructura metálica, durante la fabricación y en el momento del montaje en obra. No dejamos de asistir al cliente en ningún momento. Esto, junto a la competitividad en el precio y resultados de calidad, son ases ganadores.

Integralia entra en Noruega con el mayor proyecto ferroviario de la historia del país

Supone la presencia en el quinto país en el mundo,

tras los trabajos en Colombia, Haití, Argelia e Irak

Integralia, a través de su nueva sociedad Integralia Norge As, ha entrado en el mercado escandinavo de la mano del mayor proyecto ferroviario del país en los últimos años. Las estructuras metálicas de Integralia formarán parte de la nueva estación de la localidad de Ski como parte del macroproyecto ‘Follo Line Project’ y que fue adjudicado a la también española OHL. Las actuaciones que lleva a cabo la constructora consistirán en reconstruir y ampliar esta estación de tren ubicada a unos 25 kilómetros al sur de Oslo para que forme parte de la línea de Alta Velocidad del país.

La Administración de Ferrocarriles de Noruega (Jernbaneverket) ha puesto su atención en empresas internacionales para acometer estos trabajos que reducirán los tiempos en viajes, mejorarán la puntualidad y aumentarán la capacidad de sus líneas férreas para expandir servicios.

Integralia es una de esas compañías gracias a la colaboración con OHL. Llevaremos a cabo los trabajos de una cimbra y un puente arco que soportarán parte de la estructura de la estación de Ski, que será totalmente reconstruida con seis vías, tres plataformas centrales con sus cubiertas y un paso subterráneo.

En total serán cerca de 450 toneladas de acero las que se usen en la primera obra de Integralia en esta zona del norte de Europa. La resistencia del acero hará posible su exposición a las bajas temperaturas registradas en Noruega. Desde las instalaciones de Integralia en Cabañas de la Sagra (Toledo) se están llevando a cabo los trabajos de ingeniería, fabricación y pintura. Integralia suministrará las piezas necesarias para la obra y con personal propio, transportarán y montarán en la localidad de Ski.

Una obra muy “española”

La entrada de Integralia en el mercado escandinavo ha coincidido con la elección de grandes empresas españolas para la realización del proyecto Follo Line Project. Si OHL ya está actuando como empresa EPC (Engineering, Procurement & Construction) con la estación de Ski, ha sido otra empresa española, Acciona, la que se adjudicó la construcción de dos túneles gemelos de 20 kilómetros de longitud, que serán los más largos de Escandinavia. Por los túneles discurrirán trenes de alta velocidad que puedan alcanzar los 250 kilómetros por hora.

El proyecto al completo supondrá una inversión de alrededor de 300 millones de euros que supondrán un antes y un después en el transporte férreo noruego. Esta aproximación de Integralia al mercado escandinavo de la mano del proyecto Follo Line supone la ampliación en la internacionalización tras asentar su actividad en otros mercados como Argelia, Irak, Colombia o Haití.