Estructuras metálicas antisísmicas, un compromiso “sin fisuras”

La planificación previa del diseño sismorresistente es necesaria para garantizar la seguridad de la construcción para enfrentarse  a terremotos

El desarrollo de estructuras metálicas no puede detenerse exclusivamente en su proceso de construcción. La resistencia y perdurabilidad de las mismas avalan el trabajo de quienes nos dedicamos a este sector y, en este sentido, es necesario preguntarse en qué lugar vamos a levantar un nuevo proyecto. Nunca será lo mismo erigir una estructura metálica en la ciudad de Córdoba que, por ejemplo, en Haití, dónde los movimientos sísmicos son más frecuentes y en dónde, por lo tanto, habrá más peligro de terremotos.

Los sismos o terremotos son fenómenos naturales imprevisibles generados por el movimiento de placas tectónicas que pueden presentarse a cualquier hora y en cualquier lugar. Las consecuencias de éstos pueden causar pérdidas humanas y económicas. Por ello, el compromiso de Integralia de diseño y cálculo de estructuras metálicas y gestión de obra son nuestros pilares a la hora de empezar un nuevo proyecto.

¿Cómo anticiparse a estos fenómenos? Las construcciones antisísmicas apuntan a un comportamiento vibratorio favorable de la construcción, una correcta absorción de cargas entre cada uno de los sectores constructivos y una adecuada ductilidad del edificio.

Por eso, debemos tener en cuenta varios factores esenciales como la frecuencia con la que se producen sismos en la localización concreta, la estabilidad del terreno, los detalles constructivos y los materiales que se utilizarán. La planificación previa del diseño sismorresistente es necesaria para garantizar la seguridad de la construcción cuando se produzca un terremoto.

La utilización de técnicas antisísmicas es indispensable

Tras el devastador terremoto que asoló Haití en el año 2010, Integralia participó en la reconstrucción del Hospital Universitario Puerto Príncipe en el que se desarrolló la estructura metálica del complejo asistencial que, junto con elementos disipadores de energía y barras de pandeo restringidos, funcionaron como amortiguadores de los edificios.

Por ello, entendemos que la geometría de la edificación debe ser sencilla en planta y el peso debe ser liviano para que pierda fuerza a la hora de un terremoto. Una mayor rigidez que evite deformación y daños en paredes. La estabilidad que conserve el equilibrio de la estructura será fundamental para no caer sobre edificaciones cercanas. Los materiales deben ser de calidad para que garanticen una adecuada resistencia y que favorezcan la disminución de la energía del sismo.

La garantía de éxito no consiste únicamente en erigir una estructura metálica sino en asegurar que no se produzcan en ella daños irreparables. La importancia de construir calidad de vida nos lleva a cuidar cada centímetro en la construcción de estructuras en las que habitarán personas, negocios o en las que se ofrecerán servicios, y en este camino la ingeniería y los sistemas innovadores son nuestros aliados.

Anuncios

Integralia finaliza las obras del Hospital Universitario de Puerto Príncipe en Haití

El equipo de 15 empleados de Integralia finaliza el montaje de las 2.500 toneladas de acero de un complejo que además de ingeniería deja grandes historias humanas.

Integralia ha entregado una de sus obras más esperadas. El Hospital Universitario de Puerto Príncipe de Haití ha recuperado y mejorado su estructura, tras el terremoto que asoló la ciudad a principios del año 2010 y que la dejó reducida a escombros. El hospital levantado por Integralia contribuirá sin duda a borrar el rastro de desolación que el sismo marcó en haitianas y haitianos.

Más de 2.500 toneladas de acero forman la estructura metálica del complejo asistencial realizado, esta vez sí, con requerimientos sísmicos especiales. En concreto, se trata de disipadores de energía y barras de pandeo restringidos que actúan como amortiguadores. Los resistentes pórticos resistentes y elementos BRB (Buckling Restrained Braces) realizados por Miyamoto Internacional, reducen el riesgo de derrumbamiento ante la amenaza de posibles nuevos temblores.

Integralia-hospital-haiti004

Pero Integralia no trasladó únicamente las grandes piezas de acero desde Cabañas de la Sagra hasta el Puerto de Sagunto y posteriormente por mar hasta Puerto Príncipe. Junto a ellas, un equipo de 15 compañeros entre personal, jefe de Proyecto y jefe de Calidad, viajaron hasta una ciudad sumida en el caos.“Esta gente necesitaba mucha ayuda y nosotros teníamos que proporcionarles un lugar para sanarse”, señalaba Gregorio Monzón, nuestro jefe de Obra, quien destaca junto a la envergadura de la misma, la experiencia de contar entre el equipo con seis haitianos que se han formado y han trabajado junto a Integralia estos años. “Se han convertido en auténticos profesionales cualificados para cualquier tipo de proyecto. Seguro que se quedan buen recuerdo de nosotros”.

Las 2.500 toneladas de acero usadas con forjados de chapa colaborante, cubren una superficie útil de 20.000 metros cuadrados e incluyen elementos secundarios como escaleras y rampas. El hospital universitario contará con más de 500 camas y funcionará en red con otros centros de salud y hospitales para poder asistir a los más de dos millones de habitantes de la región.

IMG_0674

El propio embajador español en la República de Haití, Manuel Lorenzo García-Ormaechea, destacó las cualidades del proyecto durante la celebración de un encuentro con empresas, entre las que se encontraba Integralia, con motivo de la Fiesta Nacional de España el 12 de octubre. Junto a él, pudieron conocer todas las características de la obra, el Primer Ministro, la ministra de Cultura y el canciller de Haití. En nuestras instalaciones de Cabañas de la Sagra (Toledo) recibimos a una representación del Gobierno haitiano, quienes se interesaron en primera persona por el desarrollo estructural de la obra.

Por esta razón en Integralia hablamos de una obra “esperada” puesto que en ella se mezclan historias de ingeniería pero también humanas, las de aquellos ciudadanos que verán mejorados los servicios de la ciudad tras un terremoto que, a buen seguro, quieren borrar de sus cabezas.

IMG_0695

La parte más humana en la reconstrucción del Hospital de Puerto Príncipe de Haití

Gregorio Monzón, toledano de 28 años y Jefe de Obra de la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Hatí, llegó hace un año a Puerto Príncipe de la mano de Integralia para proporcionar a los haitianos ” un lugar para sanarse y recuperarse”.

monzon_pixelizada

La labor que está realizando Integralia en Haití con la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Haití, en Puerto Príncipe, es uno de esos proyectos que dejan huella en la empresa y en los trabajadores que forman parte de él. No podía ser de otra forma cuando nos referimos al levantamiento de un servicio tan necesario y que fue arrebatado por un terremoto que a su vez dejó una gran huella negra en la ciudad que será imposible borrar.

Así lo considera nuestro compañero Gregorio Monzón, un joven toledano de 28 años, que no dudó en embarcarse en la “oportunidad” que Integralia le brindó para capitanear la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe como Jefe de Obra. El reto comenzaba hace aproximadamente un año aún más si cabe con las señas de Integralia en el corazón: “comprometidos con el origen del bienestar”.

“Esta gente necesita mucha ayuda”

Con una ayuda humanitaria propagada por todas partes como boyante y con la publicidad de medio mundo volcado hacia Haití, lo cierto es que la llegada de Integralia supuso en gran contraste. Así lo explica Gregorio quién no duda en señalar que “lo que se ve desde fuera no es lo mismo que lo que vivimos desde dentro”. En este sentido, explica que los debilitados cimientos del país y el caos generado tras el terremoto hacen que “todo vaya demasiado lento y que seis años después tengamos que seguir reconstruyendo el hospital más grande de Puerto Príncipe”.

20160123_091113

La inestabilidad política del país ha hecho que la experiencia de Gregorio se convierta en una carrera de fondo no exenta de obstáculos desde que llegara al país en marzo de 2015. Sin un gobierno formado que trabaje con una línea continúa, las dificultades llegan incluso hasta el ámbito de la construcción. No obstante, el jefe de obra de Integralia en el Hospital de Puerto Príncipe incide: “esta gente necesita mucha ayuda y nosotros vamos a proporcionarles un lugar para sanarse y recuperarse”.

La importancia del equipo

El recelo que las delegaciones extranjeras levantaban entre los haitianos a su llegada tampoco facilitaron demasiado las cosas. Con el único anhelo de superar el trauma del terremoto, la población lugareña no tardó en darse cuenta de la importante labor de ayuda de Integralia, no solo con la reconstrucción del hospital si no también con la formación de personal.

20160510_180246

Actualmente trabajan en el equipo seis haitianos que “de la mano de Integralia se han convertid en auténticos profesionales cualificados para cualquier tipo de proyecto”, como señala Monzón para añadir en esta línea que “seguro que se quedan buen recuerdo de nosotros”.

La misma buena sensación que Gregorio recordará porque su primera obra fuera de España “supone un orgullo con aprendizaje continuo”. Y “aunque al principio cuesta, estamos muy respaldados por la empresa y tenemos muy buen trabajo en equipo: ¡somos Integralia, todos a una!”.

“Integralia mantiene una expansión sostenida combinando presencia en países emergentes y mercados consolidados”

La presencia de Integralia fuera de las fronteras españolas no es casualidad. Argelia, Irak, Colombia, Bélgica, Noruega o Portugal confirman que la empresa de estructuras metálicas cumple con un plan de expansión internacional que prima la calidad de su trabajo. Precisamente un empeño que contribuye a la imagen de la Marca España tan de moda en sus infraestructuras. Hablamos con el Director Desarrollo de Negocio de Integralia, Alejandro Civantos.

– ¿Cómo es el modelo de expansión internacional de Integralia?

La clave de Integralia es mantener un equilibrio entre la presencia en países emergentes y mercados consolidados para lograr un crecimiento sostenido pero siempre con proyectos de calidad. Nuestra historia está muy ligada a la presencia en países en vías de desarrollo por esa filosofía que promueve Integralia de comprometernos con el origen del bienestar, es decir, de aquellas infraestructuras que ayudan al desarrollo de ciudades y de su sociedad.

Un claro ejemplo es Latinoamérica, en dónde Integralia incluso ha abierto una delegación comercial, concretamente en Colombia, como una de las principales zonas de proyección de infraestructuras. No obstante, la experiencia y calidad de procesos de Integralia también nos lleva a trabajar en mercados maduros como Portugal, Bélgica o Noruega, dónde además también hemos constituido una delegación comercial.

– ¿Qué proyecto fuera de España ha supuesto el mayor reto por su envergadura o complejidad?

Sin duda alguna, los estadios de Babil y Al Russafa, en Irak, han sido los proyectos más complicados a los que nos hemos enfrentado: por logística, por la complejidad de los proyectos y la ingeniería así como por la delicada situación por la que atraviesa el país. Erigir dos colosos del fútbol de más de 12.500 toneladas de acero entre los dos no es tarea sencilla, por lo que podemos decir que es uno de los proyectos de los que más orgullosos nos sentimos.

– ¿En qué mercados se valora más el componente de sostenibilidad de las estructuras metálicas?

Según el Índice de Desempeño Ambiental (EPI), Noruega, Suecia y Dinamarca se encuentran en el ranking de las 10 países “más verdes” del mundo, lo que conlleva la aplicación constante de medidas sensibles con el entorno. En el ámbito noruego el empleo del acero es un aliado para minorizar el impacto medioambiental debido a su alto nivel de reciclabilidad. Este hecho, unido al ambicioso plan del gobierno noruego para la creación de infraestructuras como las autopistas que atravesarán los fiordos, ha hecho que Integralia establezca una de sus delegaciones en Noruega.

– ¿Cuál crees que es en el exterior la visión de la ingeniería española?

La Marca España está de moda fuera de nuestras fronteras y la adjudicación de colosales obras como la ampliación del Canal de Panamá a Sacyr o el AVE a la Meca de OHL, lo confirma. La ventaja competitiva de la ingeniería española es que hemos sabido levantar un país nuevo en 40 años y eso se valora fuera. Eso también es Marca España, por lo que es normal que los extranjeros quieran contar con españoles para el desarrollo de sus principales proyectos.

Además, la fabricación en nuestro país bajos estándares europeos de máxima calidad también es un activo a la hora de elegir empresas españolas. Integralia cuenta con certificaciones como la ISO 9001 en Sistemas de Calidad, la ISO 14001 en Gestión ambiental, la EN 1090 en Control de Producción o la EXC4-1090, el mayor nivel de calificación en requisitos de calidad de los procesos de fabricación.

– Argelia, Irak, Colombia, Haití y ahora Noruega ¿cuál es la clave del éxito de Integralia?

La clave del éxito de Integralia radica en su capacidad técnica, en el equipo que hace posible la ingeniería y la integración del proceso de principio a fin. Ponemos en el centro a nuestro cliente y eso se nota desde el momento en el que diseñamos la estructura metálica, durante la fabricación y en el momento del montaje en obra. No dejamos de asistir al cliente en ningún momento. Esto, junto a la competitividad en el precio y resultados de calidad, son ases ganadores.

Avanzan los trabajos de Integralia en el Hospital Universitario de Haití y la línea de ferrocarril de Argelia

Se estima que la fabricación de ambos proyectos concluirá en los próximos meses

Los trabajos que han llevado a Integralia hasta Haití y Argelia vuelven a tomar su impulso original para promover el bienestar entre las personas. El ritmo de las obras en el Hospital Universitario Puerto Príncipe de Haití y en la línea de ferrocarril que une las ciudades de Annaba-Ramdane-Djmel (Argelia) avanzan correctamente y con buenas previsiones para su finalización.

Hasta Argelia ya han llegado los primeros camiones con vigas armadas de acero que formarán parte de la modernización de la línea ferroviaria entre las tres ciudades argelinas. Un arduo trabajo debido al espectacular tamaño de las vigas de 30 metros de longitud y 2,2 de altura, que alcanzan un peso de 30.000 kg cada una. En total se utilizarán 1.000 toneladas de acero en el desdoblamiento de una doble vía de 40 kilómetros ya existente y la proyección de otros 50 kilómetros de ruta de nuevo trazado en doble vía.

argelia_viga2

En paralelo, Integralia está fabricando el resto de la estructura metálica de la línea ferroviaria acero que, desde un tablero mixto de hormigón, soportarán los tres puentes del trazado de la línea ferroviaria. Se estima que la fabricación finalizará a lo largo de 2017.

El Hospital Universitario de Haití, una realidad próxima

Por otro parte, la reedificación de la estructura metálica del Hospital Universitario de Puerto Príncipe en Haití tras el terremoto que asoló la zona hace seis años, está a punto de culminar. La estructura metálica global que soportará con sistemas antisísmicos el Hospital derruido estará finalizada durante los próximos meses. En la actualidad Integralia fabrica elementos secundarios como escaleras y rampas.

En total, se utilizarán unas 2.500 toneladas de acero, con forjados de chapa colaborante que cubren una superficie útil de 20.000 metros cuadrados y con pórticos resistentes y elementos BRB (Buckling Restrained Braces), que garantizan la resistencia de la estructura ante fuertes movimientos sísmicos.

haiti_enero-1030x580

Una vez más, los técnicos de Integralia se han desplazado a ambos países para acometer el montaje en obra y supervisar las labores de ensamblaje de las piezas de acero. Desde el terreno de trabajo, se ofrecen garantías de calidad y trato cercano como un valor añadido de estos proyectos centrados en las personas.

Construir el futuro en Haití: 6 años del terremoto

Justo hace 6 años, el 12 de enero de 2010, el mundo enmudeció al dirigir su mirada a la isla de Haití que acababa de ser devastada por un terremoto de magnitud 7,0 MW en la escala de Richter. Las cifras ensombrecieron portadas y titulares de medios de todo el planeta que tildaron el hecho como “una de las catástrofes humanas más graves de la historia” con 316.000 muertos, 350.000 heridos y 1.500.000 damnificados. Las consecuencias del sismo, que tuvo lugar a 15 km. de Puerto Príncipe, capital de Haití, siguen siendo visibles seis años después y la población continúa intentando recobrar la normalidad.

Integralia participa en la consecución de mejores condiciones de vida a través de la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe, un esperado proyecto volcado en la salud y el bienestar de las personas para el que Integralia ha usado los más estrictos procesos de calidad. El proyecto, la ingeniería, los materiales -tanto en calidad como en secciones- y la propia fabricación están basadas en las normas americanas de estructuras metálicas y de soldadura, como son la AISC o la AWS.

Sin duda, esta obra es uno de los proyectos en los que Integralia trabaja con más ahínco debido a su carácter social y a la premura de la necesidad. Además, se trata de un proyecto fuertemente condicionado por la situación socio-económica del país que hace que los medios existentes no sean los mismos a los que estamos acostumbrados a trabajar en Europa y que dificulta que los ritmos de trabajo habituales sean los normales de esta tipología estructural.

El complejo hospitalario está formado por 10 edificios, uno de ellos para oficinas y los otros 9 para uso médico. Los edificios tienen una altura máxima de tres plantas y en su conjunto son necesarias unas 2.500 toneladas de acero para su construcción. Los forjados se realizan mediante chapa colaborante, existiendo una superficie útil de unos 20.000 metros cuadrados. Pero la innovación y calidad de Integralia ha ido más allá ofreciendo respuesta a los fuertes requisitos sísmicos que han hecho que la ingeniería especializada en cálculos sísmicos utilice pórticos resistentes junto con elementos BRB (Buckling Restrained Braces), importados desde EEUU y montados a nuestra estructura por nuestro propio personal especializado. Las cargas horizontales se transmiten por los forjados solidarizados a la estructura metálica mediante conectores soldados a la misma.

El trabajo ha sido arduo desde su diseño hasta su transporte. Toda la estructura viajó mediante contenedores de 40 pies, ya que las infraestructuras portuarias de país no permiten otro tipo de descarga de este tipo de material. En este sentido, el Departamento de Ingeniería se ha volcado en analizar la estructura proyectada y diseñar los conjuntos a fabricar en el taller con medidas inferiores a los 12 metros. Posteriormente se han diseñado las uniones tanto atornilladas como soldadas que se  están realizando en la propia obra y todo ello bajo normativa americana.

En Integralia seguimos comprometidos y orgullosos de colaborar a que miles de haitianos recobren la esperanza tras la tragedia que hace una década ensombreció su tierra.

“Integralia avanza hacia la automatización completa y la interconexión total del proceso productivo”

La mejora continua es el mejor método para crecer aunque haya que asumir retos. Así lo afirma el Director Técnico de Integralia, Antonio García de Blas (Toledo, 1977), que se muestra seguro de que las estructuras metálicas son la primera opción como material constructivo por su “calidad asegurada”. Ingeniero Industrial e Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, García de Blas augura un crecimiento en el sector de las estructuras metálicas en España y destaca el papel de Integralia y sus profesionales en el panorama nacional e internacional.

– ¿Cuáles han sido las principales obras por complejidad técnica en 2015?

Desde el punto de vista técnico, podemos destacar la Ciudad de la Justicia de Córdoba y la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe en Haití. En el primero de los casos, hemos definido y montado un voladizo de 42 metros en el que el Departamento de Ingeniería ha trabajado muy duro para buscar el aprovechamiento de medios humanos y materiales y garantizar la seguridad, plazos y calidad.

En el caso de Haití, la complejidad viene dada tanto por los intervinientes de diferentes partes del mundo como por el alcance de los trabajos que en una zona de alta sismicidad siempre exigen mucha atención y conocimientos técnicos profundos.

– Echando la vista hacia atrás, ¿qué avances técnicos/tecnológicos destacarías de Integralia a lo largo de los últimos años?

Seguimos incorporando los últimos avances y en este momento trabajamos en la automatización completa e interconexión total de todo el proceso productivo, lo que nos lleva a repensar todos los procedimientos. Este reto apasionante refuerza nuestra apuesta por mejorar como único método para crecer.

– ¿Cuáles crees que son las características diferenciales de la fabricación y montaje en acero en comparación con la de hormigón, que deben convertirlo en la primera opción como material constructivo?

La fabricación de estructuras metálicas es un proceso con alto grado de industrialización y con un continuo control de calidad, que hace que el elemento que se entrega al cliente fabricado antes cumpla con los requisitos establecidos sin sorpresas de última hora.

-¿Qué tecnología utiliza Integralia para el diseño e ingeniería de estructuras metálicas?

En el departamento de ingeniería de Integralia contamos con software CAD/CAE/CAM, programas de cálculo mediante el método de elementos finitos, programas de gestión y planificación. También contamos con software de desarrollo propio complementario de especial aplicación en algunos procesos de nuestro Know-How. Pero sin las capacidades y ganas de trabajar de nuestro personal cualificado y en continuo proceso de formación no podría extraer todo el potencial a todo este “despliegue tecnológico”.

-¿Cómo ve al sector de las estructuras metálicas en nuestro país en relación con el de otros mercados de gran expertise?

En España, solo un 20 % de las estructuras se fabrican con acero, frente al 60 % de Reino Unido o el 75 % en USA, Suecia o Japón. Por tanto, es un sector que tiene una gran capacidad de crecimiento cuando se salga de esta crisis que nos azota.

-¿Qué mejoras técnicas ofrece Integralia a sus clientes?

Desde mi experiencia profesional puedo decir que Integralia ofrece a sus clientes la capacidad técnica y productiva para cumplir objetivos con éxito. Nuestro personal está especializado en este tipo de estructuras y siempre puede aportar ese plus para garantizar un buen resultado.

– ¿Qué obra en el mundo te apasionaría realizar?

Desde Integralia hemos participado en proyectos en varios países como estadios de fútbol, edificios industriales, edificación singular, hospitales, puentes…y ahora elegiría un edificio alto por la complejidad que supone tanto en el diseño como en el montaje en altura y por una plataforma off-shore por los estándares que de calidad se deben cumplir en esta tipología de estructuras.

 

Imagen: Ciudad de la Justicia de Córdoba

El Gobierno haitiano destaca la reconstrucción del Hospital de Puerto Príncipe por Integralia

La Fiesta Nacional de España, celebrada el 12 de octubre, fue especialmente vivida este año en un lugar tan exótico y lejano como Haití, una zona que quedó asolada tras el terremoto de 2010. Junto a las autoridades haitianas representadas y otras muchas empresas españolas que se encuentran trabajando en el terreno en la reconstrucción del país, Integralia asistió a la recepción celebrada en Puerto Príncipe por el Embajador español en la República de Haití, Manuel Lorenzo García-Ormaechea.

El encuentro, celebrado en un hotel de la cadena hotelera española NH, sirvió para trasladar un pedazo de la Península Ibérica a Haití, y para agradecer a los empresarios españoles la labor ejercida para reconstruir la zona devastada. Así lo señaló el embajador de España en Haití, quién destacó el proyecto de reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe que lleva a cabo Integralia, reconocido como uno de los proyectos que devolverá buena parte del bienestar a los ciudadanos locales.

HAITI_2_ret

Delegación de Integralia en Haití

Al acto no faltaron el Primer Ministro, la ministra de Cultura y el canciller de Haití, quienes pudieron conocer de primera mano el trabajo de Integralia, que empleará en total más de 2.100 toneladas de acero para el proyecto. Nuestra empresa ha trasladado a la zona un equipo de 15 personas entre personal, jefe de proyecto y jefe de calidad junto al envío de las piezas de acero desde el Puerto de Sagunto hasta Puerto Príncipe.

Integralia tuvo la ocasión de subrayar a los representantes del país y al embajador español su apuesta por este proyecto que desarrolla de forma innovadora y solvencia técnica para asegurar las condiciones idóneas de su puesta en marcha. La estructura metálica que levanta Integralia participará de la protección de la salud de millones de haitianos.

El encuentro español tuvo todo el sabor de nuestra gastronomía y vinos, que dan la vuelta al mundo acompañando a la ingeniería española.

Imagen: http://www.socialismo21.org/

Integralia participa en la reconstrucción de un hospital universitario en Haití.

El 12 de enero de 2010, hace ya 5 años, tuvo lugar el fatídico seísmo de Haití, que obligó a poner en marcha una de las mayores operaciones humanitarias de la historia. Los esfuerzos van consiguiendo reconstruir el país: del millón de personas desplazadas se ha pasado a 80.000 actualmente. Pero no son suficientes y hay que seguir centrados en ayudar.

Tras el desastre, la inversión internacional sigue siendo necesaria para romper el círculo de pobreza, sobre todo la que afecta a los niños. Por su situación geográfica, Haití sigue siendo vulnerable a los desastres naturales: terremotos, sequías, huracanes o inundaciones, por lo que hay que trabajar en estructuras con capacidad de escapar de las catástrofes.

Como subraya Cruz Roja Española, Haití necesita la ayuda humanitaria para superar las dificultades derivadas del terremoto y la pobreza, ya que la falta de buenas infraestructuras y servicios, así como centros de salud, han llevado a que enfermedades antes erradicadas como el cólera hayan vuelto a surgir.

En 2015 ha comenzado en Haití la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe. Tras la cimentación que se está llevando a cabo en la actualidad, Integralia participará en el desarrollo de la estructura metálica del hospital.

La construcción, dada la situación geográfica, tiene unos requerimientos sísmicos especiales, con elementos disipadores de energía y barras de pandeo restringidos, que actúan de amortiguadores de los edificios. Esta tecnología tan especial viene de la mano de Miyamoto Internacional, expertos japonenes en estructuras anti terremotos que trabajan mano a mano con Integralia para conseguir unas estructuras fuertes y que resistan un posible terremoto.

Las estructuras que Integralia llevará a Haití, más de 2.100 toneladas de acero, serán trasladadas desde España, saliendo en mayo de Puerto Sagunto hacia Puerto Príncipe. Trasladará además un equipo de más de 15 personas, entre personal, jefe de proyecto y jefe de calidad.

El volumen final de obra para todo el hospital será de 100 millones de dólares y se conseguirá un hospital en la capital de Haití donde hacer frente a las enfermedades causadas por el terremoto de 2010, por lo que Integralia, en su compromiso con la sociedad y con el origen del bienestar, no podía dejar de participar.

Peacekeeping - MINUSTAH