Integralia participa en el ambicioso proyecto de la nueva estructura del Puente Champlain de Canadá

La compañía de Cabañas de la Sagra colaborará en la construcción de una de las obras de más envergadura de Norteamérica.

Grupo Integralia va a participar en una de las obras de mayor envergadura de los últimos tiempos en Canadá, el nuevo puente de Champlain en Montreal que une la capital canadiense con la Ribera Sur.

Integralia se encargará de la construcción de unos elementos denominados Tower Heads, que sirven de soporte para las estructuras definitivas del nuevo puente. Esta obra supone todo un reto para la compañía toledana debido a la complejidad estructural y a las exigencias de fabricación que son las de mayor grado según la norma UNE EN 1090. Para este proyecto Grupo Integralia empleará 750 toneladas de acero.

La nueva estructura duplicará la capacidad del actual

El nuevo puente en el que colaborará Integralia sustituirá al que se construyó en el año 1962 que se ha visto deteriorado por la dureza climática de la zona. Esta nueva estructura contará con 3,4 Km de longitud y tres calzadas de varios carriles, dos de ellas para vehículos, y una tercera para peatones y bicicletas. El nuevo Puente Champlain duplicará la capacidad del conocido como corredor de San Lorenzo, una de las vías con más tráfico de Norteamérica y el principal acceso a la isla de Montreal, que actualmente registra un tráfico de 40 millones de vehículos al año.

Con esta obra Grupo Integralia expande su sello de calidad, una vez más, fuera de las fronteras españolas, coronando la estructura de uno de los puentes más transitados de Norteamérica.

 

Anuncios

Integralia garantiza el cumplimiento de las certificaciones europeas de calidad

La empresa mantiene el compromiso con la excelencia adecuando los procesos a los estándares europeos del acero.

Desde la entrada en vigor de la norma europea UNE EN 1090, el 1 de julio de 2014, Integralia ha adaptado todos sus recursos disponibles de acuerdo a lo que solicitan sus certificaciones, materializando así, el compromiso de la empresa con los estándares europeos. La certificación EN 1090-1, de obligado cumplimiento, debe ser adaptada por todas las empresas del sector que deben adaptarse a los procedimientos de dicha norma, no solo por estar expuestos a importantes multas, sino por el hecho de volcarse con el compromiso de calidad al consumidor.

Pero, ¿qué es exactamente? La EN 1090 forma parte de un grupo de normas que tratan sobre estructuras portantes de acero y aluminio, fabricación de componentes y cálculo. Los estándares de esta exigencia europea regulan el marcado CE de estructuras de acero y aluminio.  Integralia cuenta con el marcado CE lo que permite garantizar el cumplimiento de los requisitos para la evaluación de las características de comportamiento de los componentes de acero y aluminio. El resto de productos que no cumplan con las condiciones de dicho marcado, no podrán ser comercializados.

En relación a las características de los métodos de soldadura, se seguirá lo que marque la norma EN 1090-2 que establece que el soldeo debe realizarse de acuerdo a los requisitos de calidad de la norma EN ISO 3834, certificación que asegura que los fabricantes son competentes y realizan un control adecuado del proceso de soldeo, de manera que sus clientes puedan tener la confianza de que sus productos soldados cumplirán con los requisitos acordados en relación a la calidad de la soldadura.

El soldeo debe realizarse con procedimientos cualificados de acuerdo a normas específicas. Además, los soldadores deben estar cualificados de acuerdo a la Norma EN ISO 9696-1, y la coordinación del proceso debe realizarse en función del tipo de producto por personal cualificado según EN ISO 14731, norma que describe las tareas, funciones y responsabilidades que debe desempeñar el personal responsable de la coordinación del soldeo

Desde Integralia se mantiene el compromiso con la excelencia adecuando los procesos a los estándares europeos de calidad, de esa forma, promover la protección del medio ambiente y la optimización de los recursos siguiendo lo marcado de conformidad CE según la -EN 1090-1.

Comprometidos con la calidad

Integralia_AveVigo_09

Integralia trabaja constantemente en busca de la máxima calidad en todos los servicios que ofrece. Sin duda, nuestro objetivo es el liderazgo del sector de estructuras metálicas y la única senda pasa por optimizar la calidad en cada realización para obtener alto estándares de satisfacción por el cliente.

Para ello, la Política de Calidad es el corazón de la dirección y gestión de la empresa. En Integralia el convencimiento en este ámbito es muy sólido y para alcanzar los objetivos en la materia desplegamos todo nuestro potencial económico, tecnológico y humano. Trabajamos para que la capacidad de reacción y adaptabilidad superen las expectativas del mercado. Por eso a la hora de atender a los clientes siempre se estudian todas las opciones desde diferentes perspectivas para logra una mayor funcionalidad. De la misma forma, nos aseguramos que todos los trabajadores dispongan del nivel de formación, motivación y medios técnicos necesarios para desarrollar su actividad de la forma más eficiente posible.

Integralia posee el ISO 9001 emitido por la Institución Bureau Veritas desde el año 2014 y vigente hasta 2017. Este título internacional acredita que la compañía posee todos los elementos de calidad necesarios con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo de gestión, además de asegurar que todos sus productos y servicios cumplen tanto con los requisitos del cliente como los legales.

En concreto, la norma ISO 9001 certifica que Integralia cumple con estas características en su desarrollo: orientación al cliente, liderazgo, participación del personal, enfoque basado en procesos, sistema para la gestión, mejora continua, toma de decisión basada en análisis de hechos y relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor.

Esta acreditación es sólo una prueba más de la implicación de Integralia con la calidad, la satisfacción del cliente y el afán por progresar en su trabajo para llegar a ser los líderes en su campo sobre dos premisas: calidad y compromiso.

Integralia comienza el montaje de un macroproyecto ferroviario en Noruega

Integralia ha comenzado el montaje de las estructuras auxiliares para la sujeción de un puente de lo que será la nueva estación de la localidad de Ski, a unos 25 kilómetros de Oslo, como parte del macroproyecto ‘Follo Line Project’.

La obra, que Integralia desarrolla para las constructoras españolas OHL y Acciona, supone una importante mejora en el transporte del país ya que se reducirán los tiempos de viaje, mejorará la puntualidad y aumentará la capacidad de sus líneas férreas. El proyecto al completo supondrá una inversión de alrededor de 300 millones de euros, marcando un nueva etapa en el transporte férreo noruego.

Integralia emplea 500 toneladas de acero para la realización de esta obra, desarrollando los trabajos de una cimbra y los arcos y cables de acero que soportarán el tablero del puente de la nueva estación. Los trabajos de ingeniería, fabricación y pintura se han llevado a cabo desde las instalaciones de Integralia en Cabañas de Sagra (Toledo). Además todo el personal implicado en el transporte y montaje de la obra en la localidad de Ski es propio de la empresa castellano-manchega.

En total, la reconstrucción de la estación contará con seis vías, tres plataformas centrales cubiertas y un paso subterráneo, todo adaptado para la línea de Alta Velocidad del país.

IMG-20160801-WA0002

El proyecto ‘Follo Line Project’ supone la primera obra en la que Integralia participa en el mercado escandinavo, coincidiendo con otras empresas españolas como OHL, la cual actuá como empresa EPC, y Acciona que se encarga de la construcción de dos túneles de 20 kilómetros, los más largos de Escandinavia.

Con esta obra, Integralia contribuye a demostrar el buen hacer de la ingeniería española en el mercado internacional.

La seguridad de los empleados, prioridad esencial de Integralia en el extranjero

El Protocolo de Seguridad Personal se aplica a todas las actividades que se desarrollen en el extranjero, ámbito en el que se encuentra su mayor cartera de obras.

Una calurosa bienvenida y un protocolo de seguridad para que nuestros empleados se sientan respaldados. Estas son las dos primeras cosas que reciben los compañeros recién incorporados al equipo de Integralia. Dos cuestiones que no son baladí cuando se trata de hacerles sentir parte de un grupo de profesionales tan cohesionado como cuidado.

Debido al aumento de obras en el exterior – Argelia, Irak, Colombia, Haití, Noruega, Bélgica…- Integralia puso en marcha un protocolo de seguridad para preservar la integridad personal de sus empleados ante cualquier imprevisto que pudiera surgir. Un documento vivo, que se completa constantemente con las aportaciones de nuestros empleados, y en el que pueden encontrar información útil sobre procedimientos a seguir en casos excepcionales y en cada obra concreta.

integralia

Las delicadas situaciones políticas en países como Irak o la exposición a catástrofes naturales en otras zonas como Haití no pueden ser pasadas por alto cuando queremos ofrecer las máximas garantías a nuestros empleados. Entre las situaciones contempladas en el protocolo , que escapan al control de Integralia, pueden ir desde actos de guerra o invasión, pasando por terrorismo, revoluciones o disturbios, hasta catástrofes como terremotos, inundaciones o huracanes, entre otros.

La información, principal aliado de seguridad

En esos casos, y siempre bajo el control del máximo representante de Integralia en la zona, se aplicará un protocolo de seguridad cuya premisa principal se basa en la información. En este sentido es básico que los empleados conozcan datos como direcciones de hospedaje o números de teléfono propios y de las personas que haya que localizar en España en caso de necesidad. Una información que se completa con la de obligada presentación ante la embajada para dar cuenta de la estancia en el país.

Pero, ¿qué incluye el protocolo de seguridad? El inicio se reserva para la clave de activación del protocolo así como el punto de encuentro seguro tanto dentro como fuera de la obra y su ruta de evacuación. Posteriormente, se indica los medios de locomoción a emplear y la dirección de la Embajada y/o Consulado de España donde acudir y la persona de contacto. En el caso de no existir, se facilita la de otro país de la Unión Europea. Finalmente ofrece la dirección y teléfono del hospital o centro asistencial Fremap más cercanos a la obra, la ruta de evacuación a España, sus medios de locomoción y lo imprescindible para el equipaje de mano.

Aunque deseamos no tener que utilizarlo nunca, el protocolo puede ayudar a mantener seguros a nuestros compañeros. Por eso es tarea de todos mantenerlo actualizado y colaborar para que lo único que recordemos de nuestro trabajo sean los éxitos.

La parte más humana en la reconstrucción del Hospital de Puerto Príncipe de Haití

Gregorio Monzón, toledano de 28 años y Jefe de Obra de la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Hatí, llegó hace un año a Puerto Príncipe de la mano de Integralia para proporcionar a los haitianos ” un lugar para sanarse y recuperarse”.

monzon_pixelizada

La labor que está realizando Integralia en Haití con la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Haití, en Puerto Príncipe, es uno de esos proyectos que dejan huella en la empresa y en los trabajadores que forman parte de él. No podía ser de otra forma cuando nos referimos al levantamiento de un servicio tan necesario y que fue arrebatado por un terremoto que a su vez dejó una gran huella negra en la ciudad que será imposible borrar.

Así lo considera nuestro compañero Gregorio Monzón, un joven toledano de 28 años, que no dudó en embarcarse en la “oportunidad” que Integralia le brindó para capitanear la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe como Jefe de Obra. El reto comenzaba hace aproximadamente un año aún más si cabe con las señas de Integralia en el corazón: “comprometidos con el origen del bienestar”.

“Esta gente necesita mucha ayuda”

Con una ayuda humanitaria propagada por todas partes como boyante y con la publicidad de medio mundo volcado hacia Haití, lo cierto es que la llegada de Integralia supuso en gran contraste. Así lo explica Gregorio quién no duda en señalar que “lo que se ve desde fuera no es lo mismo que lo que vivimos desde dentro”. En este sentido, explica que los debilitados cimientos del país y el caos generado tras el terremoto hacen que “todo vaya demasiado lento y que seis años después tengamos que seguir reconstruyendo el hospital más grande de Puerto Príncipe”.

20160123_091113

La inestabilidad política del país ha hecho que la experiencia de Gregorio se convierta en una carrera de fondo no exenta de obstáculos desde que llegara al país en marzo de 2015. Sin un gobierno formado que trabaje con una línea continúa, las dificultades llegan incluso hasta el ámbito de la construcción. No obstante, el jefe de obra de Integralia en el Hospital de Puerto Príncipe incide: “esta gente necesita mucha ayuda y nosotros vamos a proporcionarles un lugar para sanarse y recuperarse”.

La importancia del equipo

El recelo que las delegaciones extranjeras levantaban entre los haitianos a su llegada tampoco facilitaron demasiado las cosas. Con el único anhelo de superar el trauma del terremoto, la población lugareña no tardó en darse cuenta de la importante labor de ayuda de Integralia, no solo con la reconstrucción del hospital si no también con la formación de personal.

20160510_180246

Actualmente trabajan en el equipo seis haitianos que “de la mano de Integralia se han convertid en auténticos profesionales cualificados para cualquier tipo de proyecto”, como señala Monzón para añadir en esta línea que “seguro que se quedan buen recuerdo de nosotros”.

La misma buena sensación que Gregorio recordará porque su primera obra fuera de España “supone un orgullo con aprendizaje continuo”. Y “aunque al principio cuesta, estamos muy respaldados por la empresa y tenemos muy buen trabajo en equipo: ¡somos Integralia, todos a una!”.

Las grandes constructoras españolas confían la realización de estructuras metálicas a Integralia

Ferrovial, Acciona, Sacyr, ACS Dragados, OHL, TSK, Isolux u Ortiz son sólo algunas de las compañías que han escogido trabajar con Integralia tanto dentro como fuera de España

Trabajar con humildad, profesionalidad y calidad te ofrece grandes oportunidades. Estas palabras, que deberían ser el mantra de toda compañía, han calado hondo en la manera de trabajar de Integralia. La compañía toledana especializada en la ingeniería, fabricación y montaje de grandes estructuras metálicas trabaja con perseverancia al servicio de la innovación y la calidad sin perder nuestros orígenes y filosofía centrada en las personas. Estos dos ingredientes han sido la fórmula de éxito para posicionarnos junto a las grandes constructoras del país. Todo un orgullo para nosotros y todo un reto. Exigencia y cualificación técnica.

La preparación del equipo humano de Integralia junto a la capacidad para ofrecer fórmulas eficaces, han tenido un gran peso en esta tarea. Es por ello que cada vez confían en nosotros las mayores prescriptoras del sector de la construcción y la industria. Uno de estos ejemplos es Acciona para quien Integralia ha realizado trabajos de tanto calado como el flamante Estadio de San Mamés (8.000 toneladas de acero), la Planta Termosolar de 50MW de Orellana La Vieja (3.000 tn) o la estructura metálica para el Centro Logístico Militar de Farmacia del Ministerio de Defensa (800 tn).

Pero no han sido la única. Sacyr encargó a Integralia la estructura metálica para una pasarela peatonal en Mataró (200 tn), con TSK hemos trabajado en la Central Térmica de Soto de Ribera (1.200 tn) y con Ferrovial realizamos las oficinas de Iberespacio en Madrid (1.000 tn). Además, con Isolux y Copcisa hemos levantado la Ciudad de la Justicia de Córdoba (1.500 tn), con Dragados la nueva estación del AVE en Vigo (5.000 tn) y con PHB Weserhütte la Terminal Logística del Puerto de Huelva (1.000 tn). Completan otras obras españolas el Viaducto de Bistibieta (500 tn) junto a Ortiz y Construcciones Murias y el Centro Comercial Puerto Venecia de la mano de El Corte Inglés.

Marca España en el exterior

Pero fuera de nuestras fronteras Integralia también ha tenido amplio recorrido junto a los mejores. Su cartera de obras se ha ampliado en Colombia, Haití, Irak, Argelia, Noruega o Bélgica. Para estas obras, también han confiado empresas tan importantes como la colombiana Conconcreto en el desarrollo del Centro de Negocios Fressenius en Bogotá (10.000 tn) o Elecnor en la importante reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe en Haití (2.500 tn).

Por último, OHL ha confiado a Integralia la ejecución de dos importantes proyectos ferroviarios en partes muy diferentes del globo: Argelia (1.000 tn) y Noruega (450 tn). Un conjunto global de obras, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras que avalan el compromiso de Integralia por el bienestar.

“Integralia mantiene una expansión sostenida combinando presencia en países emergentes y mercados consolidados”

La presencia de Integralia fuera de las fronteras españolas no es casualidad. Argelia, Irak, Colombia, Bélgica, Noruega o Portugal confirman que la empresa de estructuras metálicas cumple con un plan de expansión internacional que prima la calidad de su trabajo. Precisamente un empeño que contribuye a la imagen de la Marca España tan de moda en sus infraestructuras. Hablamos con el Director Desarrollo de Negocio de Integralia, Alejandro Civantos.

– ¿Cómo es el modelo de expansión internacional de Integralia?

La clave de Integralia es mantener un equilibrio entre la presencia en países emergentes y mercados consolidados para lograr un crecimiento sostenido pero siempre con proyectos de calidad. Nuestra historia está muy ligada a la presencia en países en vías de desarrollo por esa filosofía que promueve Integralia de comprometernos con el origen del bienestar, es decir, de aquellas infraestructuras que ayudan al desarrollo de ciudades y de su sociedad.

Un claro ejemplo es Latinoamérica, en dónde Integralia incluso ha abierto una delegación comercial, concretamente en Colombia, como una de las principales zonas de proyección de infraestructuras. No obstante, la experiencia y calidad de procesos de Integralia también nos lleva a trabajar en mercados maduros como Portugal, Bélgica o Noruega, dónde además también hemos constituido una delegación comercial.

– ¿Qué proyecto fuera de España ha supuesto el mayor reto por su envergadura o complejidad?

Sin duda alguna, los estadios de Babil y Al Russafa, en Irak, han sido los proyectos más complicados a los que nos hemos enfrentado: por logística, por la complejidad de los proyectos y la ingeniería así como por la delicada situación por la que atraviesa el país. Erigir dos colosos del fútbol de más de 12.500 toneladas de acero entre los dos no es tarea sencilla, por lo que podemos decir que es uno de los proyectos de los que más orgullosos nos sentimos.

– ¿En qué mercados se valora más el componente de sostenibilidad de las estructuras metálicas?

Según el Índice de Desempeño Ambiental (EPI), Noruega, Suecia y Dinamarca se encuentran en el ranking de las 10 países “más verdes” del mundo, lo que conlleva la aplicación constante de medidas sensibles con el entorno. En el ámbito noruego el empleo del acero es un aliado para minorizar el impacto medioambiental debido a su alto nivel de reciclabilidad. Este hecho, unido al ambicioso plan del gobierno noruego para la creación de infraestructuras como las autopistas que atravesarán los fiordos, ha hecho que Integralia establezca una de sus delegaciones en Noruega.

– ¿Cuál crees que es en el exterior la visión de la ingeniería española?

La Marca España está de moda fuera de nuestras fronteras y la adjudicación de colosales obras como la ampliación del Canal de Panamá a Sacyr o el AVE a la Meca de OHL, lo confirma. La ventaja competitiva de la ingeniería española es que hemos sabido levantar un país nuevo en 40 años y eso se valora fuera. Eso también es Marca España, por lo que es normal que los extranjeros quieran contar con españoles para el desarrollo de sus principales proyectos.

Además, la fabricación en nuestro país bajos estándares europeos de máxima calidad también es un activo a la hora de elegir empresas españolas. Integralia cuenta con certificaciones como la ISO 9001 en Sistemas de Calidad, la ISO 14001 en Gestión ambiental, la EN 1090 en Control de Producción o la EXC4-1090, el mayor nivel de calificación en requisitos de calidad de los procesos de fabricación.

– Argelia, Irak, Colombia, Haití y ahora Noruega ¿cuál es la clave del éxito de Integralia?

La clave del éxito de Integralia radica en su capacidad técnica, en el equipo que hace posible la ingeniería y la integración del proceso de principio a fin. Ponemos en el centro a nuestro cliente y eso se nota desde el momento en el que diseñamos la estructura metálica, durante la fabricación y en el momento del montaje en obra. No dejamos de asistir al cliente en ningún momento. Esto, junto a la competitividad en el precio y resultados de calidad, son ases ganadores.

Integralia erige la estructura metálica de Ikea en el Algarve portugués

Además de un centro comercial y un outlet, que serán levantados porIntegralia, el complejo contará con una tienda Ikea.

Integralia participa en la puesta en marcha del proyecto que Grupo Ikea está desarrollando en el Algarve portugués, concretamente en la localidad de Loulé. Con una inversión próxima a los 200 millones de euros, la compañía sueca abrirá un complejo Interikea que incluirá una tienda Ikea, la cuarta en Portugal, y que tendrá 24.000 metros cuadrados.

Las estructuras metálicas de Integralia serán las encargadas de erigir el resto de un complejo que cuenta además con un centro comercial y un ‘outlet’ en formato ‘village’ con superficies de 85.000 y 17.000 metros cuadrados, respectivamente. Un total de 1.500 toneladas de acero diseñadas y elaboradas exclusivamente en nuestras instalaciones soportarán la infraestructura de este proyecto que será inaugurado en el año 2017.

La adjudicataria del proyecto, la constructora española Vías y Construcciones Gabriel Couto, ha confiado en la calidad y en los procesos de Integralia para llevar a cabo un trabajo que una vez finalizado supondrá la creación de 3.000 puestos de empleo entre directos e indirectos. Además, se espera que esta realización actúe como un importante revulsivo para el turismo y la actividad de la zona.

Haciendo gala de su filosofía “comprometidos con el origen del bienestar”, Integralia ya ha fabricado las piezas de la infraestructura teniendo en cuenta el enorme valor social y comercial que tendrá una vez finalizado. Se espera que la ubicación del complejo, junto a la salida 13 de la autopista A22 por su paso por Loulé, muy cerca de Faro, facilite el acceso a miles de personas que transiten su zona comercial y de ocio.

Precisamente hasta ese lugar se trasladarán los operarios de Integralia para comenzar el montaje de la infraestructura en el mes de julio. Se estima que estos trabajen puedan finalizar en el mes de septiembre concluyendo una nueva obra que tiene en su objeto un uso centrado en el esparcimiento y la diversión de las personas.