El problema de las recalificaciones de chapa entre normativa europea y americana

Por José García-Aranda Ángel

Departamento de Ingeniería Integralia.

En esta época que nos ha tocado vivir, que una empresa salga a trabajar al extranjero parece que es lo normal y lo que ésta debe hacer porque si no estaría condenada a su desaparición. Debido a esto y bajo mi punto de vista, se ha desvirtuado el término, ya que al verlo como una actividad económica básica para su funcionamiento, parece que con que la empresa tenga capacidad económica suficiente para implantarse en un país, la internacionalización está asegurada y con garantía de éxito. Pero no es tan sencillo como lo pintan, normas foráneas, condiciones climatológicas distintas, logística, condiciones fiscales, materias primas,… son factores que van a ser determinantes para que el desarrollo del negocio sea exitoso.

Quizás la construcción sea el fiel reflejo de todos estos “ítem” que una actividad empresarial debe cumplir en el extranjero. Por simplificar un poco nos vamos a centrar en lo que se refiere a normativa y materias primas.

El Hospital Universitario del Estado de Haití es un buen ejemplo. Estamos en un país en el que no existen normas de construcción propias y la materia prima es escasa o más bien nula debido al desastre ocurrido hace ya 6 años casi.

En lo que se refiere a normativa el mecanismo de los Estados es relativamente sencillo: “no tengo, pues cojo una de referencia”, en este caso hay que familiarizarse con las extensísimas normas norteamericanas. Al fin y al cabo desde una óptica simplista, toda parte de diseño de cualquier norma es una adaptación de la resistencia de materiales, a la que aderezamos con unos coeficientes que reflejen la realidad física del país: sismo, viento, calidad de los materiales, fenómenos meteorológicos extraordinarios, geología,… porque al final, la ciencia de la resistencia de materiales es igual aquí que en China.

El verdadero problema está en la materia prima de la obra, necesitamos importar toda la perfilería fabricada en Europa, bajo su norma, a un país bajo norma norteamericana.

El acero que se produce en América no tiene las mismas condiciones técnicas de suministro por norma que el acero europeo, ni en cuanto a estándares de resistencia ni en cuanto a composición química. Y como podréis comprender cambiar la producción de acero es muy complejo. ¿Cómo solventamos este problema de que se nos plantea?

A lo que se procede entonces es a lo que se denomina, recalificación del acero, que consiste en que un laboratorio acreditado, mediante una serie de ensayos establecidos por norma, certifica que el acero que se va a utilizar en la obra cumple con la normativa de calidad que rige, en cuanto a condiciones de suministro, composición química y propiedades mecánicas.

1. comparativa europa vs. americaPara empezar os muestro una tabla (click para ampliar) en la que se hace una comparación entre distintas normas, de las distintas calidades de acero que se especifican.

En ella se puede ver, según el tipo de resistencia, la equivalencia entre ellas. Por ejemplo, podemos deducir que un S355JR europeo es “equivalente” a un A572 Grado 50 de la norma americana (ASTM).

Por lo tanto, si en nuestro proyecto se llegase a especificar que se necesita material de calidad A572 Grado 50, el laboratorio, debe certificar que el S355JR (que es el más cercano) cumple con las condiciones de suministro, composición química y características mecánicas, que impone la ASTM para el A572 Grado 50.

Seamos más gráficos, en las siguientes tablas se puede observar esto que comentamos, ya que la ASTM pide que el A572 Grado 50 tenga un límite elástico superior a 345 MPa y una resistencia de rotura mayor que 450 MPa. Para reclasificar un acero con una nueva “clasificación” los ensayos que hay que realizar son los indicados en la “norma de destino” para el material en cuestión.

En nuestro caso, se complementa la norma general A-6 puntos 10 y 11 con lo indicado en la específica A36, remitiendo a la norma a-370 que indica cómo se hacen los ensayos mecánicos, que en lo que nos ocupa, aplica las dimensiones de la probeta según la figura 3 (plate type 11/2”) de dicha norma.

CALIDAD ACEROS EUROPEOScalidad aceros americanos

(Click en imágenes para ampliarlas)

Otra parte de la recalificación del acero consiste en el análisis químico de la colada. Como ya sabemos, el acero principalmente es una aleación de un metal, el hierro, con un no metal, el carbono, que mediante difusión de este se forma un compuesto intersticial complejo que mejora las características mecánicas originales del hierro. Pero dependiendo del tipo de acero, existen otros compuestos aleantes que entran a formar parte. En las siguientes tablas se muestra el análisis que debe presentar una colada según norma europea (EN 10025-2: 2004) y según norma norteamericana (ASTM).

analisis colada europaanalisis colada america

(Click en imágenes para ampliarlas)

Sí que es cierto, que cada normativa no establece una cantidad concreta de cada elemento, sino que da unos márgenes a los que las acerías se deben ceñir.

Todos estos ensayos se recogerán en un certificado de inspección, que acreditará ante nuestro cliente que los aceros que vamos a poner en obra cumplen con la normativa vigente del país de destino, en este caso Haití.

Podéis apreciar entonces que una internacionalización no consiste en un simple esfuerzo económico, sino que también requiere de un esfuerzo técnico por parte de toda la organización para adaptarse a las leyes y normas del país de destino.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s